Mindfulness para niños - Rendiment Espai Salut
16657
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-16657,page-child,parent-pageid-15800,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-11.1.1500909575,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Mindfulness para niños

Mindfulness y Gestión emocional para niños

En este taller para niños buscamos poder crear un espacio donde los niños puedan aprender a observar, mirar de una forma abierta, curiosa, y sin juicio previo. Esto a los niños es algo que se les da a la perfección y por eso vamos a reforzarlo para que lo puedan poner en práctica en su día a día.

 

Los niños son especialistas en vivir el momento presente, el aquí y ahora, pero, solo cuando vamos convirtiéndonos en adultos van llegando las dudas y las opiniones preconcebidas. Por eso, este taller es ideal para que los niños aprendan a incluir en su día a día un espacio donde poder reconocer sus emociones, gestionarlas, tener un mayor control corporal y poder atender conscientemente todo lo que les rodea y a ellos mismos.

 

La finalidad de este taller, es que los niños sean capaces de atender a las sensaciones de su cuerpo, a sus emociones y pensamientos. Que sean más conscientes y aumenten su capacidad de concentración atendiendo a su respiración y a todo lo que les rodea. Aprender de forma adecuada a gestionar sus emociones, saber cómo se sienten, reducir los enfados y las rabietas.

¿A quién va dirigido?

Para niños y niñas que:

 

  • Se enfadan de forma muy frecuente, y no son capaces de controlar la frustración aceptando la realidad.
  • Necesiten ayuda para aumentar su concentración y hacerlo con lo que verdaderamente importa.
  • Necesiten aprender a calmarse, reducir estrés y ansiedad.
  • Necesiten mejorar su capacidad de atención hacía sí mismo, hacía los demás y hacia las cosas.
  • Necesiten conocerse a sí mismos y mejorar la autoestima y el autoconcepto.

¿Cómo se llevará a cabo el taller?

 

Los niños aprenderán a estar quietos, aprendiendo a llevar las “tormentas” en su mundo interior y practicando con la fábrica de los pensamientos. Durante el día, desde que se levantan hasta que se acuestan, llevan el botón de inicio encendido, pero… ¿dónde encontramos el botón de pausa para poder ser consciente de nosotros mismos y de las cosas que nos rodean?

 

Gracias al mindfulness aprenderán a contactar con el exterior de una manera más consciente y sin juzgar lo que ven, sienten u oyen. Aprenderán a observa y a concentrarse mejor. Entrar en contacto con su cuerpo, calmarse solos.

 

Se llevará a cabo en una sala confortable con todo el material incluido, en el suelo, sobre colchonetas, luz cálida y aprenderán a contactar con el mindfulness a través de juegos y experiencias con los compañeros, materiales audiovisuales, manualidades, fichas, y lectura de cuentos con sus moralejas, reflexiones y debates posteriores.