Pilates para embarazadas - Rendiment Espai Salut
406
post-template-default,single,single-post,postid-406,single-format-standard,bridge-core-2.4.8,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-23.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.0,vc_responsive

Pilates para embarazadas

Pilates para embarazadas

El embarazo supone un esfuerzo muy importante para el cuerpo de la futura mamá. Estos cambios afectan directamente a la calidad de vida de la mujer embarazada, como la tendencia a arquear la espalda hacia adelante, la sensación de fatiga, y la distensión del suelo pélvico, entre otros.

 

El Metodo Pilates es la disciplina ideal para aliviar estas molestias ya que los movimientos lentos, acompañados de una respiración adecuada y regular hace que todos nuestros músculos estén oxigenados mientras los fortalecemos y tonificamos.
El Pilates tiene muchos beneficios tanto durante los meses previos del embarazo como durante el parto y también después del mismo.
Durante los meses de preparación al parto, la zona pélvica es una de las que más atención requiere, ya que es frecuente que la futura mamá padezca de incontinencia urinaria, sobre todo en el último trimestre de gestación. Por esta razón, es importante que las articulaciones y los músculos de la pelvis sean trabajados y relajados durante el embarazo, ya que facilitarán el proceso de encaje del bebé y ayudarán a la dilatación del canal muscular por donde pasará el bebé en el momento del parto.
Además, tiene otros beneficios como son mejorar el gasto cardíaco aportando mayor cantidad de oxígeno a nivel de los tejidos de la mamá y del bebé, reforzar el complejo pélvico y mejorar la función de los esfinteres, reducir la tensión de los músculos que posturalmente se tensan con el embarazo, y emocionalmente, ayuda a relajarse y aumentar la autoestima.
Por lo que la recuperación posterior al parto, se ven los resultados de los ejercicios realizados durante los meses anteriores haciendo que recuperaremos la figura mucho más fácilmente. Al fortalecer la zona abdominal principalmente, los músculos recuperan su firmeza de una forma mucho más rápida.
Además de lo anterior, reduce los síntomas de incontinencia que se producen en algunas mujeres una vez han dado a luz.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.